Por Santiago Cárdenas M. Santiago Cárdenas M.

Black Sabbath: 35 años de su primer álbum

. Clásicos, Destacado, Metal.

Black_Sabbath_Debut_Album_sawmill

El día 13 de Febrero de 1970, el primer álbum de la banda británica pionera del metal, Black Sabbath, veía la luz. Hoy, a 35 años de su lanzamiento (aunque el aniversario fue hace tres días atrás), en Pentagramario le damos un espacio, para revisar y hablar un poco del que es considerado por muchos (y me incluyo), el primer álbum de heavy metal de la historia, el homónimo de Black Sabbath.

Grabado en dos días y con un presupuesto de 600 libras, logró llegar al octavo lugar del chart británico, pese a la fuerte crítica por su enfoque calificado de satanista, aunque Geezer Butler (bajo) diría pasado un tiempo acerca del tema homónimo del álbum “que más que una oda al satanismo el tema era una advertencia ante el peligro de este tipo de prácticas, habiendo sido por tanto totalmente malinterpretado“.

El día de hoy se puede afirmar con certeza el género de este álbum, y que es la pieza que marca la diferencia entre el rock y el metal, pero en el momento, e incluso hoy si queremos ponernos especiales ¿qué género es “Black Sabbath”? Para mí queda claro que es un blues (la armónica en “The Wizard” lo delata) con influencias psicodélicas. Es por eso que hay una marcada diferencia con “Paranoid”, disco que lo sucedería ese mismo año (1970) y que vendría a convertirse en el más trascendental en la historia de la banda y del metal en general, donde ya puede considerarse que la banda viró hacia un sonido más duro, mientras que el “Black Sabbath” decantaba más hacia un blues pesado muy a lo Led Zeppelin.

Con ocho temas en total en su versión remasterizada de 1996, dos de los cuales son covers (“Evil Woman” de Crow y “Warning” de The Aynsley Dunbar Retaliation), la lírica de este álbum gira entre lo pagano y lo fantástico.

El disco arranca con campanas y sonidos terroríficos impregnados en el tema “Black Sabbath”, que según su autor es un tema que habla acerca del peligro de las prácticas satánicas. Pese a ello, uno de los clásicos de la banda que fundamentó el que fuese conocida como un grupo satánico, pues muchos vieron en la siniestra letra de esta canción una muestra irrefutable del compromiso de los músicos con estas corrientes ocultistas.

El segundo tema es “The Wizard”. La letra fue inspirada en Gandalf, mago de “El Señor de los Anillos”. Este tema es donde destaca la armónica de Ozzy.

Tercera es “Behind the Wall of Sleep”, que nos habla del despertar de la muerte.

Cuarto tema es “N.I.B.”. Nos habla de las tentaciones demoníacas, aunque también podría interpretarse como una canción de amor. Es de destacar el solo de bajo que introduce a la canción.

La siguiente pieza es “Evil Woman”. Le sigue “Sleeping Village” y el álbum cierra con “Warning”.

La portada es una pintura del molino de agua Mapledurham, situado al lado del río Támesis. Sobre la extraña mujer que aparece al centro del cover, hasta el día de hoy sólo existen especulaciones y nada concreto. Sean felices, vivamos con la incógnita.

Para mí, el mejor álbum de Black Sabbath.

Lo innegable, que este fue el primer paso hacia el género y subgéneros más polémicos, más misteriosos y quizá más complejos que existan (eah! vámonos al metal técnico).

Y sí, son 35 años… 35 años desde que el metal empezara su carrera.

Valoración del Álbum

[yasr_overall_rating size=”large”]

 

Santiago Cárdenas M.

Editor y creador de Pentagramario. Melómano por convicción. Amante del sci-fi y el prog. Miembro de The Temple of Hiram. Ex estudiante de redacción. Autodidacta, aprendí lo que sé de tres maneras: leyendo, leyendo y leyendo. https://about.me/sjcm94

Los comentarios que contengan lenguaje soez u ofensivo serán eliminados.