Por Santiago Cárdenas M. Santiago Cárdenas M.

Matus: Claroscuro

. Destacado, Reseñas, Rock.

a1553751549_10Cuando escuché hace un tiempo ya este más o menos reciente álbum del colectivo musical nacional Matus, me encontré frente a la banda que representaba para mí un claro ejemplo de lo que vengo diciendo hace ya mucho tiempo: las bandas nacionales tienen excelentes músicos pero vocalistas que, o no dan la talla o son realmente malos.

Más suele ser lo segundo que lo primero, pero en el caso de Matus el primer caso es el que se acopla perfectamente. La voz de Alex Rojas no está mal, es normal, se siente educada, pero suena completamente impostada, exagerada (intentando ser rocker) y para nada acoplada al rock que propone Matus, que es una exploración de lo psicodélico, stoner y heavy. No es una voz que transmita rocanrrol, no tiene ese algo especial que diferencia a las voces comunes de aquellas que marcan la historia de la música; Dio, Halford, Gilmour, Mercury, King Diamond, García, Plant, … y un larguísimo etcétera. Y no me vengan con cosas como “¡cómo vas a compararlo con esos artistas!”, porque en el Perú también existen voces únicas y reconocibles al instante, desde Gianmarco (no soy muy fan de su música), Pedro Suárez-Vértiz,  Saúl Cornejo, Nico Saba, Manuel Sanguineti, hasta Christian Meier joder!. Que tu banda sea peruana no quiere decir que sea mala, o que no se pueda comparar con los grandes expositores del género al que pertenezcas. La valla es alta, hay que igualarla o superarla.

Es más, en el tema “Crisálida”, donde es Veronik quien hace una interpretación no léxica, la voz queda precisa para la melodía que se interpreta. Cosa que hubiese sido genial que ocurriese con la voz masculina a lo largo de todo el álbum.

Es mi opinión…

Me detengo, respiro.

Musicalmente son unos capos ¿cuándo se ha escuchado al theremín en alguna banda peruana? no lo tengo registrado en mi cabeza, no antes de Matus. Pocas veces me topo con bandas que hacen que me detenga y diga “motherfuckers…“. Y Matus lo hizo, me propuso un viaje muy clásico pero fresco y atrevido a través del hard rock, el prog, la psicodelia y ese stoner con un bajo tan marcado y brutal que por un momento te sientes inmerso en un “Welcome to the Sky Valley” ralentizado. Hell yes. Una solvencia espectacular de la instrumentalización, arreglos muy bien hilados con la música, unos pasajes instrumentales brutales, donde los diversos instrumentos en escena iban adquiriendo protagonismo armoniosamente. Una master class de cómo ejecutar música irreverente pero bien educada.

Musicalmente no tengo nada qué criticarles o reprocharles. Más bien mostrar admiración por esa reivindicación melódica de lo sinfónico, psicodélico y progresivo dentro del hard rock hecho en Perú. Si pudiese tenderles una alfombra roja a sus melodías, lo haría.

Debo decir también que me gustó bastante la portada, aunque no dice mucho, que me trajo recuerdos del aquel clásico del ’77 llamado “Rumours”.

Juro que les daría 5 estrellas si no fuese por la voz…

Debo cerrar señalando algo que bien pudo haber salvado el trabajo vocal en este disco: las letras. Y es que realmente estas las siento bastante flojas, cliché… hacer rock en español es bieeeen pendejo, con el perdón por la grosería, y hay que tener una cualidad de poeta (a lo Charly García, por ejemplo) para poder hispanizar el rock. Para ejemplificar demos un vistazo rápido a las bandas clásicas nacionales, como Laghonia; ellos hacía rock en Inglés, que al final, es más sencillo. Esto sin menospreciar lo hecho por esta banda, a la cual he entrevistado y mostrado mi más grande respeto y admiración, hasta me alegró conocer la participación de Manuel Cornejo dentro de “Claroscuro”.

Espero no se me persiga e intente linchar como suelen hacer algunas bandas nacionales (y latinas) cuando digo algo que no les gusta o no funjo de su sobón como muchos personajes por estos lares. Recalco que mis críticas, si bien pueden ser a veces ácidas o sarcásticas, son hechas con la intención de aportar algo bueno a la escena local. Como dicen grandes artistas, es mejor escuchar a quienes te señalan algo “malo” en lo que haces que a quienes te aplauden siempre.

Salud.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Publicación: 03 de Setiembre de 2015
Grabación: –
Estudios: –
Discográfica: Espíritus Inmundos
Productor(es): –

Santiago Cárdenas M.

Editor y creador de Pentagramario. Melómano por convicción. Amante del sci-fi y el prog. Miembro de The Temple of Hiram. Ex estudiante de redacción. Autodidacta, aprendí lo que sé de tres maneras: leyendo, leyendo y leyendo. https://about.me/sjcm94

Los comentarios que contengan lenguaje soez u ofensivo serán eliminados.