Por Santiago Cárdenas M. Santiago Cárdenas M.

The Dead-End Alley Band: Storms [PREVIEW]

. Destacado, Lanzamientos, Reseñas, Rock.

El Domingo pasado (día 9 de este mes), casi a las 7 de la noche, The Dead-End Alley Band hizo una presentación (listening session) preliminar -a puertas “cerradas”- de su nuevo álbum de estudio, “Storms”, previo al lanzamiento oficial.

El evento, dirigido principalmente al entorno de la banda y medios seleccionados (agradecemos, por lo tanto, la invitación que nos hicieron a participar) tomó lugar en el Bar Hensley de Monterrico, en Lima.

La escucha del disco, que dura aproximadamente 45 minutos, nos dio bastante miga para hablar del mismo, así que, aquí vamos.

Hace tiempo, no recuerdo en qué artículo, había mencionado que la escena rock (y subgéneros) nacional, se encontraba en una fase de -digámoslo así- “autodescubrimiento”, refiriéndome a la tendencia de ir hacia el lado de tocar un sonido vintage, ya conocido, y que ya empezaba a ser momento de que buscara un sonido propio e independiente.

DEAB -siglas de la banda- venía trabajando un sonido retro en sus dos trabajos previos, como una especie de tributo al rock psicodélico clásico, de entre los 60s y 70s (The Doors?), y algo enmarcado en ese camino esperábamos en su nuevo material. Pero todo lo contrario, esta vez nos enfrentamos a un disco que confronta la propia historia de la banda y a los álbumes que le precedieron, con un sonido propio y nunca antes escuchado en ellos. Fresco, desafiante, diferente y, sobre todo, actual.

“Storms” podría ser adjetivado bajo un nuevo término (?): progressive horror psych rock. Quizá sea algo rebuscado o catalogable como póser, pero, aquellos que disfrutamos los rebusques dentro de la categorización musical, realmente gozamos con poner titulitos así, let me be.

#NotSoSpoilerAlert

El álbum desprende diferentes sentimientos, nos lleva de una sensación tétrica, lúgubre, pesada y de terror -cual soundtrack de alguna película de cine negro- hacia algo más movido, pero a la misma vez, misterioso. Experimenta, juguetea con nuevos sonidos, nos pasea entre riffs de blues, con sabores cercanos al surf-rock, para luego atacarnos con un acercamiento al punk más sucio para, nuevamente, alejarnos y llevarnos hacia un rock psicodélico y progresivo. Junta matices que van desde lo más clásico, a lo experimental y atmosférico. Sabe utilizar muy bien los cambios de tempo, pasando de algo clásico a un lado más bien heavy.

El pasado ha dado un salto hacia el futuro.

Si quisiera rememorar en este disco la seña de alguna banda, me llevó a sentir momentos con estilos cercanos a Van der Graaf Generator, Aphrodite’s Child o a Eloy, que le dan ese toque especial pscyh-prog. Pero más allá de ellos, el lado duro y oscuro, se puede adjudicar completamente a la banda y a la madurez que han adquirido.

Nos queda esperar el lanzamiento oficial del disco, ya que, tras los comentarios obtenidos por el grupo en la sesión dominical (caray, sonó a actividad religiosa), seguramente ajustarán algunas cosas para la mezcla final. Aún así, no creo que pierda la esencia descrita.

Ya vendrá la reseña completa apenas el disco llegue a nuestras manos, donde nos extenderemos debidamente.

Aprovecho para invitarlos a dar una chequeada a la entrevista que hicimos a la banda en nuestro primer contacto con ellos, hace ya tiempo atrás: https://goo.gl/hSGNK5

Santiago Cárdenas M.

Editor y creador de Pentagramario. Melómano por convicción. Amante del sci-fi y el prog. Miembro de The Temple of Hiram. Ex estudiante de redacción. Autodidacta, aprendí lo que sé de tres maneras: leyendo, leyendo y leyendo.

https://about.me/sjcm94

Los comentarios que contengan lenguaje soez u ofensivo serán eliminados.